Review: “How to get away with murder”: 3×03 “Always bet black”

“Always bet black” u Otras facetas de quien siempre conocimos

Un nuevo capítulo nos adentra un poco más en lo que ocurrirá en tan solo unas pocas semanas, en el final de midseason. Oliver logra borrar toda la información del teléfono móvil que le dio Annalise, para luego volver a la escena del crimen y dejarlo, con la intención de que la policía ahora sí lo encuentre como “prueba”, ya sin la información comprometedora en su interior. Sobre el final del episodio, descubrimos que existe otra persona que los bomberos están tratando de rescatar de la casa en llamas, la cual aún permanece con vida. Nada más nos es revelado en este flash-forward, pero podemos disfrutar unos segundos de la escena de Annalise detenida, dejando su huella digital y posando para la foto, antes de ser puesta tras las rejas. No es que esto sea algo que deseemos, simplemente es disfrutable por el drama mismo del suceso, por lo sorprendente que resulta ver finalmente sucumbir a un personaje que desde el principio había sido presentado como inquebrantable.giphy

Otra escena atípica para Annalise (aunque mucho menos relevante y traumática) es la compuesta en el inicio del capítulo, cuando Nate le prepara un batido y ella simula que le gusta. Más tarde la observamos tirar el batido a la basura, indicando que en realidad estaba fingiendo. Resulta, más allá de la superficialidad e intrascendencia de este hecho, muy curioso observar esta cara de Mrs. Keating, una cara a la que no estábamos acostumbrados. Hasta ahora siempre la vimos como una mujer muy segura de sí misma, la cual no tenía problema en mostrar cómo era y lo que quería, aún bajo riesgo de resultar dura, desagradable o antipática para quienes la rodeaban. Esa falta de tacto hasta casi intencional no la notamos con Nate. De esto sacamos que Nate es la única persona por la que Annalise verdaderamente se preocupa, su única excepción a su forma de ser.

El caso de la semana es asignado a Michaela, pero con la misma facilidad que se lo da, después Annalise se lo quita de las manos, cuando nota el alto riesgo y peligro que estaba en juego. Una forma más de Mrs. Keating, de proteger a estos “niños”. Dichos niños se van a Atlantic City, a pasar la noche en un casino, donde comenzamos a apreciar escenas de celos e incomodidad entre la ya ex pareja OliverConnor.

Poco más sucede en un capítulo que estuvo lejos de ser el gran thriller al que nos tiene acostumbrados esta serie. Se extrañan esos momentos de tensión máxima, que nos dejaban sentados al borde del sillón, con el corazón palpitando aceleradamente. Sin embargo, encontramos dos últimas cosas que rescatar.

HOW TO GET AWAY WITH MURDER - "Always Bet Black" - Annalise presents her class with a high-profile murder case that pushes even the Keating 5's morals, while Laurel makes a shocking discovery through an unlikely source, on "How to Get Away with Murder," THURSDAY, OCTOBER 6 (10:00-11:00 p.m. EDT), on the ABC Television Network. (ABC/Nicole WIlder) ESAI MORALES, KARLA SOUZA

Por un lado, un elemento que hace avanzar a la historia de fondo: Frank. Laurel es enviada por Annalise a hablar con su padre y a preguntar por el paradero de su ex. El padre de Laurel exige, a cambio de esta información, que su hija firme un contrato de inversión a su nombre, a lo que Laurel se niega rotundamente. La cosa cambia cuando Frank llama a Laurel y le cuenta que Annalise le había enviado un sicario para matarlo. La lealtad a Annalise, entonces, se rompe, y Laurel decide aceptar el trato con su padre, solamente para averiguar dónde está Frank, mas no contárselo a Annalise, ya que ahora es vista como un peligro. Al volver, Laurel, oculta por completo la información sobre Frank.

El otro punto a rescatar quizás sea menos importante en cuanto a la trama de la temporada, pero sí el más disfrutable del capítulo. Volvemos a deleitarnos con una muy buena escena de drama compartida por Bonnie y Annalise, en el momento de la deliberación acerca de si debían o no denunciar a su propio cliente. Las caras, los gestos, las voces, las expresiones y hasta los silencios de esta escena son (me animo a decir) lo único que salvan a este capítulo de caer bajo la calificación de mediocre. Muy buenas actuaciones, entonces, de estos dos personajes, interpretados, quizás, por los dos mejores integrantes del elenco.

Eso es todo por ahora. Esperaremos al próximo capítulo para ver si la serie toma otro ritmo. Uno más negro, quizás… Es hora de que los guionistas apuesten más al negro

 

Anuncios


Categorías:Reviews, Series

Etiquetas:

Si comentas en esta entrada, das tu consentimiento inequívoco para que las empresas puedan usar tus datos si eres ciudadano europeo según la nueva ley de Protección de datos que encontrarás en el siguiente enlace: http://www.agpd.es/portalwebAGPD/canaldocumentacion/legislacion/union_europea/reglamentos/common/pdfs/Reglamento_UE_2016-679_Proteccion_datos_DOUE.pdf

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: