Jane The Virgin (2×13): “Chapter Thirty-Five”

Aunque las cosas con Michael cada vez están más claras, no es así con Rafael. La competencia entre los dos estallará las nuevas “burbujas” que van surgiendo alrededor de una vida “ideal” futura con Jane como centro.

Jane y Michael, una pareja feliz

Han sido unos cuantos capítulos de tira y afloja pero parece que sí, que la pareja inicial es el verdadero amor. La revelación de Michael en el capítulo anterior ha hecho que vuelva, de golpe, al corazón de Jane que, por primera vez desde hace mucho tiempo, tiene muy claras las cosas y se enfrenta a ellas.

Aunque nada es sencillo, y allí está Rafael para hacérselo saber, apuesta todo por esto. Y más después de que el policía esté, incluso, dispuesto a renunciar a su peligroso puesto de trabajo por Jane y lo que supone la nueva familia de la que podría formar parte.

Al final, y tras numerosas escenas “burbuja” que nos hacen recordar los primeros capítulos, y no solo porque Jane vuelve a su trabajo de camarera en el Marbella y Rafael está muy cerca de Petra, el amor triunfa. O eso al menos, ya veremos.

2-2

Vuelve el Rafael más gigoló

Porque sí, por mucho que lo intente, sigue sin saber encajar bien el “no” por respuesta. Después de haber estado todo el episodio impidiendo que Jane siga con Michael, discutiendo con él incluso en una comida de reconciliación y sembrando la duda en ella sobre la seguridad del pequeño Mateo, deja más que claro que sigue siendo el mismo.

En un último intento desesperado de no estar solo, que parece que es esto lo que realmente le atormenta, intenta volver con Petra. Pero ella ya no es la misma de antes y se hace valer. Está más que de vuelta y le deja claro que no es segundo plato. Y Rafael, no dispuesto a irse a la cama sin cenar, vuelve a ser el mismo malcriado dueño del Marbella acercándose,  y mucho, a una chica que aparece en el bar. Y, conociendo esta serie, seguro que es pieza muy importante y nada es casual…

1-1-650x367.jpg

¿Es Petra una ciudadana de segunda?

Es inevitable para Petra sentir cómo Rafael no le presta atención. En este momento, y tras saber que Michael es finalmente el elegido, lo único que ronda en la cabeza del joven es Jane y su “burbuja” familiar. Y le da exactamente igual el agobio de la rubia ante el inminente doble parto, o que el hotel tenga una publicidad horrorosa…él solo tiene ojos para lo suyo.

Por eso, cuando Rafael apuesta por acudir con Mateo y Jane a su primer baño en la piscina, a pesar de que ya había quedado con Petra antes, y lo ha olvidado, esta se coge un enfado monumental. Con las cartas sobre la mesa, el joven tiene que tomar una decisión: tomar partido por todos o por ninguno. En principio, e impulsado por el rechazo, parece claro que lo apuesta todo por Petra

Jane-the-Virgin-Season-2-Episode-13-5-5986.jpg

Xiomara, Rogelio y una acosadora

Parecía mentira pero en la “idílica” relación entre Xio y Rogelio, va a entrar, sin quererlo, alguien más en la ecuación: la nueva asistente. La mujer recién llegada al principio parece la mejor ayudante que un actor de la categoría de nuestro actor de telenovela puede desear. Además, trae en su curriculum haber trabajado con Jennifer López.

Mientras que los padres de Jane parecen acercarse, volviéndose a acostar y excusándose en que es normal tras la reconciliación, viéndose todos los días sin mostrar la más mínima molestia, es la joven Villanueva la que, sin quererlo, dinamita la relación. Xio se confiesa ante Rogelio dejándole claro que no quiere hijos y que tienen que tomar espacio, y es aquí donde entra en juego la asistente.

Realizando una actuación magistral, consiguiendo incluso enemistar a padre e hija haciéndole ver que prefiera a su madre antes que a él, aisla a Rogelio y lo secuestra en su propia casa. Y al final resulta que el actor sí que la conocía, la mujer es una antigua “admiradora” con la que se escribía correspondencia y estaba en prisión, toda una acosadora de manual.

Jane-the-Virgin-Season-2-Episode-13-44-5de8.jpg

Luisa, a un paso de la rehabilitación

Todo lo sucedido con Sin Rostro, aka Rose, hace que Luisa vuelva a caer en su peor vicio: el alcohol. Siguiendo a su antigua yo, casi como hace su hermano a lo largo del capítulo, asalta a escondidas el bar del Marbella, lo que hace saltar las alarmas entre los empleados, poniendo incluso a Lina y su trabajo en peligro.

Es Jane la que la descubre en pleno robo y la que la consuela en plena borrachera, pero es finalmente la compañera policía de Michael la persona que le hace ver que no puede seguir así, que la vida con el alcohol no merece la pena. Es por eso que aparece, de nuevo, la posibilidad de rehabilitación gracias a que solo así podrían ambas tener una oportunidad. Cuando estas dos están juntas parece que los traumas y las amenazas de Mutter desaparecen…

SynchroLuisa-e1456905890274.jpg

En el próximo capítulo…

Jane y Petra vuelven, a marchas forzadas, a volver a ser importantes la una para la otra. Intentado limar asperezas, la rubia se pondrá de parto y a ambas les pillará fuera de juego…

 

Publicado el 08/03/2016 en Noticias y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Si comentas en esta entrada, das tu consentimiento inequívoco para que las empresas puedan usar tus datos si eres ciudadano europeo según la nueva ley de Protección de datos que encontrarás en el siguiente enlace: http://www.agpd.es/portalwebAGPD/canaldocumentacion/legislacion/union_europea/reglamentos/common/pdfs/Reglamento_UE_2016-679_Proteccion_datos_DOUE.pdf

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: